¿Qué es la salud dental y cómo afecta al embarazo?

La salud dental (también llamada salud bucal) es la salud de tu boca, dientes y encías. Es una parte importante de tu salud en general. Y si estás embarazada, es una parte importantísima de tu atención prenatal (atención médica que recibes durante el embarazo).

Estar embarazada puede aumentar tu riesgo de problemas de salud bucodental y estos problemas pueden afectar a tu embarazo. Por ejemplo, algunos estudios muestran un vínculo entre la enfermedad de las encías y el nacimiento prematuro. El parto prematuro es el que ocurre demasiado temprano, antes de las 37 semanas de embarazo. Los bebés prematuros pueden tener más problemas de salud al nacer y más adelante.

Cuidar bien tu boca, dientes y encías durante el embarazo puede ayudarte a tener un embarazo y un bebé saludable.

¿Cómo afecta el embarazo a tu salud dental?

Los cambios en tu cuerpo durante el embarazo pueden afectar a tus dientes y encías. Por ejemplo:

Tienes niveles elevados de ciertas hormonas, como progesterona y estrógeno, en tu cuerpo durante el embarazo. Estos pueden aumentar el riesgo de ciertos problemas de salud bucal.
Tus hábitos alimenticios pueden cambiar. Es posible que comas más de ciertos alimentos durante el embarazo que antes de quedar embarazada. Los tipos de alimentos que consumes pueden afectar a tu salud dental.
Puedes cepillarte los dientes y usar hilo dental menos que antes de quedar embarazada. Esto puede deberse a que tus encías están sensibles o que estás más cansada de lo habitual. A algunas mujeres, cepillarnos los dientes y usar hilo dental puede causarnos náuseas.
Estos cambios pueden aumentar su riesgo de ciertos problemas dentales durante el embarazo, que incluyen:

  • Caries: Estas son áreas pequeñas y dañadas en la superficie de tus dientes. Estar embarazada hace que sea más probable que tengas caries. Puedes transmitirle la bacteria que causa las caries al bebé durante el embarazo y después del nacimiento. Esto puede causarle problemas a los dientes del bebé en el futuro.
  • Gingivitis: La gingivitis es una inflamación (enrojecimiento e hinchazón) de las encías. Si no se trata, puede provocar una enfermedad de las encías más grave. Las hormonas del embarazo pueden aumentar el riesgo de gingivitis. Entre el 60 y el 75 por ciento de las mujeres embarazadas tienen gingivitis. Los signos y síntomas incluyen:
  • – Enrojecimiento e hinchazón
    – Sensibilidad en las encías
    – Sangrado de las encías, incluso cuando se cepilla los dientes con suavidad
    – Encías brillantes
  • Diente flojo: Los altos niveles de las hormonas progesterona y estrógeno durante el embarazo pueden aflojar temporalmente los tejidos y huesos que mantienen los dientes en su lugar. Esto puede hacer que se te aflojen los dientes.
  • Enfermedad periodontal (también llamada periodontitis o enfermedad de las encías): Si la gingivitis no se trata, puede provocar enfermedad periodontal. Esto provoca una infección grave en las encías y problemas con los huesos que sostienen los dientes. Es posible que tus dientes se aflojen y sea necesario extraerlos. La periodontitis puede provocar bacteriemia (bacterias en el torrente sanguíneo). Esta es una afección grave que necesita tratamiento inmediato. Fumar es una causa de enfermedad grave de las encías.
  • Tumores del embarazo (también llamados granuloma piógeno): Estos tumores no son cáncer. Son bultos que se forman en las encías, generalmente entre los dientes. Los tumores del embarazo se ven rojos y en carne viva, y sangran con facilidad. Pueden ser causados ​​por tener demasiada placa (una película pegajosa que contiene bacterias que se forma en los dientes). Estos tumores generalmente desaparecen por sí solos después de dar a luz. En raras ocasiones, es posible que haya que extraerlos.
  • Erosión dental: Si tienes vómitos debido a las náuseas matutinas, tus dientes pueden estar expuestos a demasiado ácido estomacal. Este ácido puede dañar el esmalte (la superficie dura) de tus dientes.

¿Cuáles son los signos y síntomas de los problemas dentales durante el embarazo?

Si tienes signos o síntomas de problemas dentales, llame a tu dentista. Los signos y síntomas de problemas dentales incluyen:

  • Mal aliento
  • Diente flojo
  • Llagas en la boca o bultos en las encías
  • Nuevos espacios entre tus dientes
  • Encías retraídas (cuando las encías se separan de los dientes para que pueda ver las raíces de los dientes) o pus a lo largo de la línea de las encías (donde las encías se encuentran con los dientes)
  • Encías enrojecidas, hinchadas, sensibles o brillantes; encías que sangran fácilmente
  • Dolor de muelas u otro dolor
  • Si tienes dolor o hinchazón, llame a tu dentista de inmediato. Si tienes una infección, necesitas un tratamiento rápido para ayudar a prevenir problemas para tu bebé

¿Cómo se pueden prevenir los problemas dentales durante el embarazo?

Hazte chequeos dentales regulares antes y durante el embarazo. En tus chequeos, dile a tu dentista:

Si estás embarazada o planeas quedar embarazada.
Infórmale sobre cualquier medicamento que tomes. Esto incluye medicamentos recetados y de venta libre, suplementos y productos a base de hierbas.
Si tu embarazo es de alto riesgo. Alto riesgo significa que tú, tu bebé o ambos corréis un mayor riesgo de tener problemas durante el embarazo. Tu embarazo puede ser de alto riesgo si tienes una condición de salud crónica, tienes complicaciones de un embarazo anterior o tienes otras condiciones que pueden dañar su salud o la salud de su bebé.
Si tu médico de atención prenatal te ha hablado sobre la salud bucal: los chequeos dentales antes y durante el embarazo son importantes para que tu dentista pueda detectar y tratar los problemas dentales a tiempo. Y las limpiezas dentales regulares ayudan a mantener tus dientes y encías saludables.

¿Cómo se tratan los problemas dentales durante el embarazo?

Si tienes un problema dental que necesita tratamiento, asegúrate de que tu dentista sepa que está embarazada. Dependiendo de tu condición, es posible que puedas esperar el tratamiento después del nacimiento del bebé. Los tratamientos que son seguros durante el embarazo incluyen:

Medicamentos, como analgésicos y antibióticos para tratar infecciones. Tu dentista puede darte un medicamento que sea seguro para ti y tu bebé durante el embarazo. Si tu dentista te receta un medicamento, díselo a tu médico de atención prenatal. No tomes ningún medicamento comentárselo a tu médico.
Anestesia local. La anestesia es un medicamento que reduce o previene el dolor. La anestesia local se usa en una parte específica del cuerpo, como para adormecer la boca para un empaste dental o para que te extraigan un diente. Este medicamento es seguro de usar durante el embarazo.
Puedes recibir tratamiento dental en cualquier momento durante el embarazo. Si es un tratamiento electivo (tratamiento que no necesita de inmediato y no es necesario para proteger tu salud o la de tu bebé), intenta programarlo para el segundo trimestre.

Especialistas en salud bucodental durante el embarazo

En Clínica dental Inés Iranzo estamos especializadas en este tipo de tratamientos. Consúltanos sin compromiso. Estaremos encantadas de atenderos a ti y a tu futuro bebé. 

5/5 - (1 voto)

(Sólo hasta el 31 de enero)

¡PRORROGADO!

.

Saber más