Tras disfrutar de las merecidas vacaciones, toca volver a la rutina diaria y recuperar hábitos: el trabajo, la vuelta al colegio y, como no, retomar las visitas al dentista. Es imprescindible incluir la visita al dentista ya que durante los meses vacacionales se descuidan las rutinas cotidianas de cuidado bucodental como el cepillado tras las comidas y el hilo dental.

Nuestros hábitos se modifican durante los meses de julio y agosto y nuestra dentadura sufre esos cambios. Pasamos menos tiempo en casa, vamos de viaje, hacemos excursiones, planes de fin de semana, pequeñas escapadas. Esto, puede complicar nuestra higiene dental. Nos cepillamos los dientes con menor frecuencia y los exponemos a un mayor número de gérmenes. Esto puede dar lugar a un aumento de la placa bacteriana o la aparición de halitosis; el riesgo de caries es mayor así como una mayor sensibilidad en el esmalte. El aumento de las temperaturas también influye: nos produce un déficit de hidratación y se reduce la salivación en la boca.

Además, durante este período nuestra alimentación también sufre y nuestra dieta se desequilibra debido a la ingesta de bebidas carbonatadas, grasas saturadas, alcohol, café, dulces y helados…Descuidamos nuestra alimentación, favoreciendo la aparición de un mayor número de bacterias en nuestra boca, lo que influye directamente en nuestra salud dental.

Mejor prevenir que curar: revisión dental después del verano

Haciendo una revisión dental tras el verano, los dentistas podemos detectar patologías incipientes que, si no se tratan, pueden seguir evolucionando con el tiempo. La caries, la gingivitis y los traumatismos y sus consecuencias (halitosis, sangrado e hipersensibilidad, entre otros) son los problemas bucodentales más frecuentes tras el veraneo.

Por otro lado, para los peques de la casa, también es importante acudir al dentista en esta época, pues empieza para el niño una temporada de mayor actividad y es fundamental conocer el estado de su salud bucodental.

Es fundamental planificar las visitas al dentista durante el año. Lo recomendable es acudir al menos es dos ocasiones, pero no olvides que una consulta tras las vacaciones de verano es fundamental para controlar tu dentadura y retomar la rutina de forma saludable.

Recuerda que puedes pedir tu cita en Clínica dental Inés Iranzo en Valencia para tu revisión bucodental tras la vacaciones por teléfono, Whatsapp o a través de nuestra web.