La enfermedad periodontal o de las encías es de origen bacteriano/infeccioso. Afecta a los tejidos de soporte del diente y progresa lentamente, desde los más superficiales (encía) hasta los más profundos (hueso). Es decir, las enfermedades de las encías pueden ir desde una simple inflamación de éstas hasta una enfermedad grave que puede dañar los tejidos blandos y los huesos que sostienen los dientes.

Según el estado de las encías, distinguimos entre:

  1. Encías saludables: son firmes y no sangran, se adaptan perfectamente al borde de los dientes.
  2. Gingivitis: las encías están levemente inflamadas, aparecen enrojecidas y sangran fácilmente.
  3. Enfermedad periodontal, periodontitis o piorrea: las encías comienzan a separarse y a retraerse.

Si la enfermedad de las encías no se trata a tiempo, los dientes pueden aflojarse y caerse

Síntomas de la enfermedad de las encías

  • Encías que sangran con facilidad
  • Separación entro los dientes y las encías
  • Mal aliento o mal sabor de boca persistente
  • Encías rojas, hinchadas, inflamadas o doloridas
  • Dientes permanentes sueltos o que se separan
  • Cualquier cambio en el modo en que encajan los dientes cuando se muerde
  • Cualquier cambio en el ajuste de las dentaduras postizas parciales
sintomas-enfermedad-encias-dentista-valencia-ines-iranzo-campanar-hipercor-3

¿Cuál es la causa de la enfermedad de las encías?

La boca está llena de bacterias. Estas bacterias, junto con las mucosidades y otras partículas, están constantemente formando una “placa” pegajosa e incolora que se deposita sobre los dientes. El cepillado y el uso de la seda dental ayudan a eliminar esta placa. Cuando la placa no se elimina, se endurece y forma unos depósitos llamados “sarro” o “tártaro”, que el simple cepillado no puede remover. Solamente una limpieza profesional hecha por un dentista o higienista dental puede eliminar el sarro.

Factores de riesgo

  • Tabaquismo
  • Cambios hormonales en mujeres
  • Diabetes
  • Cáncer
  • SIDA
  • Medicamentos
  • Genética

 

 

 

Gingivitis

Mientras más tiempo permanezcan la placa y el sarro sobre los dientes, más daño pueden hacer. Las bacterias causan una inflamación de las encías que se llama “gingivitis”.

Si una persona tiene gingivitis, las encías se enrojecen, se inflaman y sangran fácilmente. La gingivitis es una forma leve de enfermedad de las encías que, por lo general, puede curarse con el cepillado y el uso de la seda dental a diario, además de una limpieza periódica por un dentista o higienista dental.

Esta forma de enfermedad periodontal no ocasiona pérdida del hueso ni del tejido que sostiene los dientes.

Periodontitis o piorrea

Cuando la gingivitis no se trata debidamente, puede convertirse en “periodontitis”. La palabra quiere decir “inflamación alrededor del diente”.

En la periodontitis, las encías se alejan de los dientes y forman espacios o bolsas que se infectan. El sistema inmunitario del cuerpo lucha contra las bacterias a medida que la placa se extiende y crece por debajo de la línea de las encías. Las toxinas de las bacterias y la respuesta natural del cuerpo contra la infección empiezan a destruir el hueso y el tejido conjuntivo que mantienen a los dientes en su lugar.

Cuando la periodontitis no se trata debidamente, los huesos, las encías y los tejidos que sostienen los dientes se destruyen. Con el tiempo, los dientes pueden aflojarse y hay que sacarlos.

¿Te preocupa tu salud periodontal? ¡Consúltanos!

Si tienes algunos de los síntomas que hemos mencionado y sientes preocupación por tu salud periodontal, pide cita ya. En Clínica dental Inés iranzo haremos una revisión gratuita del estado de tus dientes y encías y, en caso de detectar alguna afección, te informaremos del tratamiento adecuado en función de tu caso.

¡No te quedes con la duda! Recuerda que la enfermedad de las encías, en su estadío inicial, tiene mucho mejor pronósticos que si la dejas que avance.

5/5 - (2 votos)

(Sólo hasta el 31 de enero)

¡PRORROGADO!

.

Saber más