La estomatitis aftosa, comúnmente conocidas como aftas bucales o llagas, es una enfermedad bucal muy molesta pero inofensiva. Dado que casi todo el mundo ha tenido que lidiar con las úlceras bucales al menos una vez en la vida, intentaremos explicaros qué son, de qué dependen y cómo tratarlas.

¿Qué son las aftas bucales?

Las aftas bucales son pequeñas úlceras superficiales que se localizan en los tejidos blandos de la mucosa oral, como mejillas, labios y lengua, o en la base de las encías. Estas burbujas en la boca tienen una forma redondeada con una circunferencia de menos de 1 centímetro, que generalmente no supera los 3 o 4 milímetros. Tienen un color amarillento rodeado en el centro por un halo rojo intenso.

La estomatitis aftosa tiende a desaparecer en 3 o 7 días.

¿Cuáles son las causas de la estomatitis aftosa?

No se conoce la causa exacta de esta enfermedad. Sin embargo, se cree que hay diversos factores relacionados con el desarrollo de las úlceras bucales, por ejemplo:

  • Sistema inmunitario debilitado
  • Alergias o intolerancias a ciertos alimentos como café, chocolate, queso, nueces y cítricos
  • Estrés
  • Fatiga
  • Carencias de vitaminas
  • Cambios hormonales
  • Virus y bacterias
  • Traumatismo en la boca
  • Mala nutrición
  • Ciertos medicamentos
  • Predisposición genética

Las aftas bucales pueden ser un llamado de atención ante la presencia de patologías sistémicas específicas como:

  • Enfermedad celíaca.
  • Enfermedad de Crohn y otras enfermedades inflamatorias crónicas del tracto gastrointestinal.
  • La enfermedad de Behçet, una afección vascular que suele acompañar a las aftas y las lesiones oculares.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la estomatitis aftosa?

Los siguientes son los signos y síntomas más comunes de la estomatitis aftosa. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los signos y síntomas pueden incluir:

  • Úlceras en la boca. Generalmente están en el interior de los labios, las mejillas o la lengua.

  • Las úlceras están cubiertas por una capa amarilla y tienen una base roja.

  • Ausencia de fiebre (en la mayoría de los casos).

  • Las lesiones generalmente tardan entre 7 y 14 días en cicatrizar.

  • Las lesiones tienden a reaparecer.

¿Cómo prevenir las aftas o llagas?

Desde Clínica dental Inés Iranzo en Valencia os dejamos algunos consejos para tratar de conseguir que las aftas bucales no aparezcan con tanta frecuencia y, que cuando lo hagan, desaparezcan más rápido y sin complicaciones, como infecciones secundarias.

    • Visítanos mínimo una vez al año.
    • Mantén una higiene bucal correcta: acuérdate de cepillarte después de cada comida.
    • Utiliza un cepillo de dientes adecuado.
    • Si eres paciente de ortodoncia lleva un buen mantenimiento para evitar los roces con la mucosa oral.
    • Vigila tu alimentación.
    • Intenta controlar el estrés.

Si te preocupan las aftas bucales pide cita en Clínica dental Inés Iranzo en Valencia. Tu primera visita para valoración y diagnóstico es gratuita.

La semana del 22 al 26 de agosto
nuestro horario será de 9h a 16h